Foru Cantabria
Foru Cantabria: espacio de encuentro y debate de la izquierda cántabra

 
 FAQFAQ   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin    Jugar!
CANDEMAT: un ejemplo de nefasta gestión empresarial

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Sindicalismu y laboral
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
pui
Diputau General ***


Registrado: 19 Feb 2007
Mensajes: 2669

MensajePublicado: Mar Jul 24, 2007 7:16 pm    Asunto: CANDEMAT: un ejemplo de nefasta gestión empresarial Responder citando

Un ejemplo de nefasta gestión empresarial



ESTEBAN RODERO TRUEBA / DELEGADO COMARCAL EN CAMARGO DE CC OO DE CANTABRIA



La entrada en suspensión de pagos de Candemat S.A. y, por lo tanto, su sometimiento a los avatares de la Ley Concursal, no obedece en ningún caso a actitudes sobre las que los trabajadores tengan algún tipo de responsabilidad. Antes al contrario. Obedece a una absoluta falta de gestión por parte de la dirección de la empresa, que durante el último decenio, pero muy especialmente en estos cuatro últimos años, ha llevado a cabo un ataque sistemático contra las condiciones sociales de sus trabajadores, además de una nefasta administración económica de los recursos.

Un empeño por cercenar los derechos de los trabajadores que se ha plasmado en la modificación del vigente convenio colectivo, en lo que ha supuesto un intento por rebajar las condiciones salariales, suspender derechos adquiridos y aumentar de modo abusivo la flexibilidad laboral.

Pero también en propuestas de reestructuración de la plantilla, ajustándola al mantenimiento de la cabecera de la empresa; en el seguimiento de una política de subcontratación desmesurada y sin control que ha resultado ser en peores condiciones de calidad y económicamente más caras; y en la no contratación de las piezas que tradicionalmente han sido el soporte productivo de Candemat -techos, aletas, capos y puertas de automóviles-, en las siempre ha mantenido mejores precios de mercado.

La dilapidación del capital económico y reservas seguida por la dirección de Candemat ha sido tal que desde que la familia Pico adquirió Candemat a Caja Cantabria y Sodercan, los fondos propios de la empresa han disminuido en 10 millones de euros, al pasar de los 12 millones que existían entonces a los poco más de 1,28 millones de euros de la actualidad.

Esta funesta gestión económica se ha manifestado, entre otras razones, en la pérdida de 5,5 millones de euros debido a actas levantadas por la Inspección Fiscal, confirmadas en el año 2003 y recurridas ante el Tribunal Supremo.

Actas de infracción fiscal que, conviene recordar, proceden de una ampliación de capital social de Candemat S.A. de 750 a 2.000 millones de pesetas llevada a cabo por el mero hecho de su valorización contable, operación que posteriormente se traslada al capital en Futyma S.A., hoy Essa Palau S.A., empresa ubicada en Palau de Plegamar (Barcelona). Poco después, la mencionada Futyma S.A. anuncia suspensión pagos y sus pérdidas llevadas a la cuenta de resultados de Candemat, resultados negativos que se aplican en los años siguientes y provocan que la inspección fiscal levante las actas de infracción reseñadas. Una vez recibida la sentencia desfavorable, la empresa ejercita todo tipo de presiones hacia los trabajadores, a la vez que carga con unos costes que nada tienen que ver con su actividad. Asimismo, cabe señalar la pérdida de otros cinco millones de euros durante los ejercicios de 2005 y 2006 por culpa de la nula gestión realizada por la dirección de Candemat, periodo en el que, además, la empresa solicitó el ERE de suspensión de contratos y la extinción de 100 empleos.

El paso del tiempo y los acontecimientos posteriores han dejado al descubierto los espurios intereses de la empresa, que durante buena parte del año 2005 y 2006 no ha cogido ningún trabajo del mercado, haciendo ver que la situación industrial no lo permitía para, en consecuencia, presionar a los trabajadores y conseguir sus objetivos de disminución de salarios, eliminación de antigüedades, modificación de la jornada y de los viajes y salidas, etc. Durante el período de 6 meses de funcionamiento del ERE, la empresa subcontrató más de 11.000 horas de trabajo al exterior, hecho que fue denunciado ante la Inspección de Trabajo por entender que estos trabajos se podrían haber realizado en Candemat, algo que la empresa niega e intenta justificar con la venta de maquinaria.

Sin embargo, no había pasado ni un mes desde la aprobación del ERE de suspensión, cuando Candemat llena su cartera de pedidos para un año.

Con fecha 29 de mayo de 2007, la empresa presenta la carga de trabajo prevista. Con los nuevos pedidos incluidos en esta carga de trabajo, se observa la saturación de puestos, por lo que la representación de los trabajadores solicita la suspensión del ERE, propuesta que, sin embargo, no es aceptada por la dirección de la empresa.

Por otro lado, hay que destacar el pago de tres millones de euros en remuneraciones al Consejo de Administración, cifra que, por cierto, debe figurar en las auditorías de la empresa y se ha omitido en los dos últimos años. A estos pagos, habría que añadir los realizados a la empresa asociada ARIÑMAQ, propiedad de la familia Pico, sin que conste la prestación de algún trabajo o servicio a Cademat, así como los 1,10 millones de euros en aportaciones de maquinaria a Asemat S.A., empresa del Grupo radicada en Turquía, y que por acuerdo de la dirección se capitalizó 172.000 euros, por lo que se le condonaron 963.000 euros. A estos desaguisados empresariales habría que sumar las importantes pérdidas económicas y de prestigio comercial sufridas por la empresa por la necesidad de reparar en Candemat, o incluso rehacer prácticamente en su totalidad, trabajos que previamente habían sido subcontratados a Asemat S.A. (Turquía). Estas pérdidas se han repetido en otras subcontrataciones realizadas con proveedores nacionales (Barcelona, Madrid, País Vasco y Navarra) o internacionales (Polonia), en las que igualmente ha habido que reparar los trabajos en Candemat o en las propias instalaciones del cliente.

En el plano puramente organizativo, estas prácticas de la empresa han venido acompañadas de una absoluta falta de dirección técnica, que ha sido incapaz de dar solución a los problemas de producción planteados y ha dejado el taller sin ningún responsable durante 16 horas diarias (Candemat cuenta con 160 trabajadores que trabajan a tres turnos), lo que ha provocado graves problemas de planificación y en consecuencia una falta de actividad.

La abusiva política de subcontratación de trabajos al exterior seguida de manera especial durante el ERE, sin ningún presupuesto previo y cuando en la factoría de Camargo existen máquinas paradas o con una actividad de entre el 50% y el 60%, ha provocado numerosas reclamaciones por parte de los clientes, insatisfechos con los trabajos realizados, y un coste para la empresa en reparaciones de 870.000 euros.

En el ámbito estrictamente laboral, hay que remarcar la importante diferencia de condiciones salariales y sociales laborales con nuestros directos competidores, diferencias que en algunos casos, como los Matrici, Batz, Araluce, Matricería Deusto, superan el 25 o 30%, y se disparan si las comparamos con otras matricerías europeas.

Este agravio comparativo se manifiesta, entre otras cuestiones, en un mayor volumen de horas de trabajo -el convenio colectivo de Candemat tiene 60 horas más de trabajo que las empresas mencionadas-, cuando lo cierto es que la plantilla de Candemat es ponderada por su experiencia y profesionalidad contrastada, tal y como así han valorado durante años los propios clientes.

Este tortuoso camino se ha visto complicado con la reciente decisión adoptada por el nuevo presidente del Grupo Wolkswagen, que ha paralizado la puesta en marcha de la friolera de ocho modelos de vehículos, bien para su rediseño o bien para modificar los pedidos ya confirmados. En el caso de Candemat, proveedor de todas las piezas de troquelería, esta circunstancia ha supuesto la paralización tanto de las tareas en curso, lo que representa entre el 30 y el 40% parte del total del trabajo encargado, como del 60-70% restante que se encontraba en fase de aprovisionamiento.

A pesar del parón sufrido por esta decisión del consorcio automovilístico alemán, y que hubiera permitido a Candemat tener cubiertas las horas de trabajo de 2007 y parte de 2008, los trabajadores no tenemos duda de que en el futuro inmediato podremos continuar con estos pedidos y, por lo tanto, continuar en nuestros empleos. Sólo hace falta, y así lo reclamamos, una buena gestión empresarial.
_________________
......................./´¯/)
....................,/¯../
.................../..../
............./´¯/'...'/´¯¯`·¸
........../'/.../..../......./¨¯\
........('(...´...´.... ¯~/'...')
.........\.................'...../
..........''...\.......... _.·´
............\..............

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
pui
Diputau General ***


Registrado: 19 Feb 2007
Mensajes: 2669

MensajePublicado: Jue Feb 07, 2008 11:11 pm    Asunto: Responder citando

Jueves, 2 de marzo de 2006


Movilizaciones


Los trabajadores de Candemat secundan los paros parciales y recorren las calles de Maliaño

Más de 200 trabajadores participaron en la manifestación




Los trabajadores de Candemat recorrieron esta mañana las calles del casco-urbano Maliaño-Muriedas hasta la Plaza de los Pueblos, donde se concentraron durante unos minutos ante las oficinas de Caja Cantabria, entidad que vendió sus acciones de la empresa en 2002.


EFE / CAMARGO


La manifestación de más de 200 trabajadores, que dificultó la circulación durante más de una hora en las calles principales del casco urbano, coincide con la primera de las jornada de paros parciales de tres horas por turno convocadas en rechazo al expediente de regulación de empleo presentado por la empresa de matricería y estampación ubicada en Maliaño.

El recorrido por el casco urbano, que según informó la Policía Local de Camargo se desarrolló sin incidentes, concluyó pasadas las 13.00 horas, cuando los trabajadores se dirigieron de vuelta a la factoría escoltados por la Guardia Civil.

El responsable de CC OO en Camargo, Esteban Rodero, informó a Efe que la mañana se desarrolló sin más incidentes, excepto "un ligero conato de coacción sibilina" por parte de la dirección de la empresa, que reunió a los técnicos y administrativos para advertirles que "tendrá en cuenta" la actitud de aquellos que secunden los paros.

Rodero señaló también que CC OO va a convocar para mañana una rueda de prensa en la que anunciará que, a partir de ahora, el sindicato será el portavoz del comité de empresa ante la dirección de Candemat y la administración autonómica, a las que planteará una oferta de futuro "muy seria".

Candemat presentó el 1 de febrero en la Dirección General de Trabajo dos expedientes, uno de extinción de cien contratos y otro de regulación de empleo para 109 trabajadores, lo que supone el despido de más del 40% de la plantilla formada actualmente por 249 trabajadores.
_________________
......................./´¯/)
....................,/¯../
.................../..../
............./´¯/'...'/´¯¯`·¸
........../'/.../..../......./¨¯\
........('(...´...´.... ¯~/'...')
.........\.................'...../
..........''...\.......... _.·´
............\..............

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Sindicalismu y laboral Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


eSedo.com - Compra, venta y registro de dominios y proyectos web infos proyecto: foros.net estadísticas para proyecto: foros.net etracker® web controlling en lugar de analisis de archivos log
© Foros , Abre tu foro gratis. Estás en un web de Publispain